top of page

Empresarios Inteligentes: Cuál Elegir Entre Persona Moral o Persona Física Actividad Empresarial

En el laberinto de decisiones que conlleva el mundo empresarial, una de las decisiones más cruciales para cualquier emprendedor es la elección del régimen fiscal adecuado. Un camino lleva a las Personas Morales, un régimen en el que las empresas adquieren una identidad jurídica propia y compleja. El otro, hacia el Régimen de Actividad Empresarial, donde la individualidad del empresario se entrelaza con las operaciones de su empresa de manera singular. Cada régimen tiene sus propios encantos y desafíos, y desentrañar cuál es el más apropiado para tu negocio es un paso fundamental en el camino hacia el éxito financiero.

En este blog, veremos las diferencias clave entre Personas Morales y Actividad Empresarial. Con una perspectiva informada, transparente y respaldada por conocimiento experto, estamos aquí para acompañarte en la toma de decisiones, brindándote las herramientas necesarias para que elijas la opción que mejor se adapte a las necesidades y objetivos de tu negocio.




¿Qué es el Régimen General de Personas Morales?


En el ámbito de la legislación fiscal mexicana, el término "Persona Moral" se refiere a una entidad o estructura legal que puede ejercer derechos y obligaciones, incluyendo la capacidad de realizar actividades económicas, celebrar contratos y tener responsabilidades jurídicas propias. Las Personas Morales son entidades creadas bajo un marco legal específico, lo que les permite operar como entidades separadas de sus miembros individuales, y son sujetas a ciertas obligaciones y derechos, especialmente en términos fiscales. El Régimen General de Personas Morales se establece en el Título II, Capítulo I de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), en específico en los artículos 2 y 14. En este régimen, las entidades que se consideran Personas Morales están sujetas a un conjunto de normas fiscales que rigen la determinación y pago de sus impuestos sobre la renta y otros aspectos relacionados. Se trata de una opción comúnmente elegida por sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada, asociaciones civiles y otras formas de organización empresarial.

Características del Régimen General de Personas Morales:

  1. Personalidad Jurídica Separada: Las Personas Morales tienen su propia identidad jurídica separada de sus accionistas, socios o miembros individuales.

  2. Responsabilidad Limitada: En general, los miembros o accionistas no son responsables personalmente por las deudas o obligaciones de la entidad, a menos que se haya pactado lo contrario.

  3. Impuestos por Separado: Bajo este régimen, la Persona Moral paga impuestos por separado de sus miembros individuales, y debe presentar declaraciones fiscales específicas.

  4. Capacidad para Adquirir Bienes: Las Personas Morales pueden adquirir y poseer bienes a nombre propio, incluyendo activos y propiedades.

Ejemplo: Imagina una sociedad anónima llamada "EjemploCorp S.A. de C.V." bajo el Régimen General de Personas Morales. Esta empresa tiene varios accionistas que poseen acciones en la compañía, pero la entidad misma es una entidad legal distinta. "EjemploCorp" puede celebrar contratos, adquirir activos y contraer deudas en su propio nombre. Los impuestos que debe pagar se determinan de acuerdo con las disposiciones del Régimen General de Personas Morales en la LISR, considerando sus ingresos y gastos.


¿Qué es el Régimen de Actividad Empresarial y Profesional?

En el contexto de la legislación fiscal mexicana, una Persona Física se refiere a un individuo o persona que existe como entidad única y diferenciada. Es el ser humano en su carácter individual, con la capacidad de realizar actividades, celebrar contratos y asumir responsabilidades jurídicas propias. Las Personas Físicas pueden ejercer actividades económicas por cuenta propia, lo que incluye tanto la actividad empresarial como la profesional. El Régimen de Actividad Empresarial y Profesional para Personas Físicas está definido en el Título IV, Capítulo I de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), en específico en los artículos 90 al 95. Este régimen se aplica a individuos que realizan actividades económicas con fines de lucro, ya sea como empresarios que venden bienes o como profesionales que prestan servicios.

Características del Régimen de Actividad Empresarial y Profesional:

  1. Actividades Lucrativas: Las Personas Físicas bajo este régimen realizan actividades con el propósito de obtener ingresos y beneficios económicos.

  2. Declaración de Ingresos y Gastos: Los contribuyentes deben llevar registros de sus ingresos y gastos relacionados con su actividad empresarial o profesional, para calcular la base imponible.

  3. Obligaciones Fiscales: Los ingresos obtenidos por actividades empresariales o profesionales están sujetos al Impuesto sobre la Renta (ISR), que se calcula de acuerdo con las tasas establecidas por la ley.

  4. Deducciones Permitidas: Se pueden deducir gastos necesarios y relacionados con la actividad, lo que reduce la base gravable del ISR.

Ejemplo: Imagina a María, una arquitecta independiente que presta servicios de diseño y planificación a clientes en México. María opera bajo el Régimen de Actividad Empresarial y Profesional como Persona Física. Cada mes, María factura a sus clientes por los servicios que presta, y también incurre en gastos como materiales y equipo de diseño. Al final del año fiscal, María calcula sus ingresos totales y deduce los gastos relacionados con su actividad profesional. Sobre la base resultante, determina el monto de Impuesto sobre la Renta que debe pagar.

Régimen de Personas Morales vs Régimen de Actividad Empresarial

Aspecto

Régimen de Actividad Empresarial y Profesional

Régimen de Personas Morales

Beneficios

- Flexibilidad en la administración de la actividad. - Menos trámites de constitución. - Posibilidad de deducciones personales en ISR.

- Personalidad jurídica separada, protegiendo los bienes personales. - Acceso a financiamiento más amplio. - Mayor profesionalización de la entidad.

Desventajas

- Responsabilidad personal por deudas y obligaciones. - Limitaciones en deducciones y beneficios fiscales. - Menor acceso a financiamiento institucional.

- Mayor complejidad en la constitución y operación. - Costos más altos de cumplimiento fiscal. - Menos flexibilidad en la administración.

Momentos Convenientes

- Para emprendedores individuales o profesionales independientes. - Cuando no se requiere una estructura legal separada.

- Cuando se busca establecer una entidad jurídica sólida. - Para proyectos de mayor envergadura.

Obligaciones Fiscales

- Obtener RFC y e.firma. - Expedir facturas electrónicas. - Llevar contabilidad y presentar declaración anual. - Presentar declaraciones mensuales y retenciones de ISR e IVA. - DIOT, Pagos Provisionales de ISR e IVA, entre otros.

- Obtener RFC y e.firma. - Expedir facturas electrónicas. - Llevar contabilidad de acuerdo con los Códigos Fiscales. - Presentar declaraciones mensuales y anuales de ISR, IVA y otros impuestos. - Cumplir con obligaciones de seguridad social y cuotas obrero-patronales si tiene empleados. - Retenciones de ISR por pagos a terceros.


La elección del régimen fiscal adecuado es esencial para el éxito de tu negocio. Considera cuidadosamente la estructura, tamaño y metas de tu empresa al decidir entre Personas Morales y Actividad Empresarial. Un contador es tu guía en este proceso, asegurando cumplimiento y beneficios fiscales.

Nuestro equipo de expertos está aquí para brindarte asesoramiento personalizado y soluciones adaptadas a tus necesidades. Descubre cómo podemos ayudarte a navegar las complejidades fiscales y llevar tu empresa al siguiente nivel. Visita Grupo Altea MG para más detalles y déjanos ser tu socio en el camino hacia el éxito financiero. ¡Obtén asesoría gratuita con un profesional contable ahora mismo!







bottom of page