top of page

Cómo Recuperar el Impuesto a Favor del Ejercicio

En el mundo fiscal, solemos enfocarnos en pagar impuestos, pero rara vez exploramos cómo recuperar dinero: el Impuesto a Favor del Ejercicio. ¿Te has preguntado si podrías obtener un reembolso del SAT en lugar de deberles? Este blog te guiará a través del proceso para entender qué es el Impuesto a Favor del Ejercicio y cómo recuperarlo si tienes derecho. Acompáñanos para descubrir cómo puedes recuperar tu dinero de manera legítima. Además, exploraremos en detalle los pasos para recuperarlo a través del Portal del SAT.


Empresario o Emprendedor calculando el impuesto a favor del ejercicio de su negocio, con ayuda de una calculadora
Impuesto a Favor del Ejercicio


¿Qué es el impuesto a favor del ejercicio?


El Impuesto a Favor del Ejercicio se refiere a una situación en la que has pagado impuestos en exceso al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y tienes derecho a un reembolso. Es la diferencia entre los impuestos reales que debías pagar y lo que realmente pagaste durante un ejercicio fiscal.


El Impuesto a Favor del Ejercicio es como un reembolso de impuestos que puede solicitar una persona o empresa cuando han pagado más en impuestos durante un período fiscal de lo que realmente debían. Es un derecho a favor de los contribuyentes, que garantiza que no se pague un centavo más de lo necesario.



Ejemplo 1: Deducciones Superan tus Ingresos Imagina que eres una persona física que realiza una actividad empresarial y, durante el mes de mayo, incurres en gastos que suman $15,000 en concepto de IVA (Impuesto al Valor Agregado). Sin embargo, el IVA de tus ingresos totales durante el mismo período ascienden solo a $10,000. Al calcular tus impuestos provisionales, pagaste $5,000 de más en IVA. Por lo que se genera un saldo a favor por la diferencia entre el IVA pagado y el impuesto que realmente deberías. En este caso, tu saldo a favor es de $5,000.

Ejemplo 2: Impuesto Anual Supongamos que eres una persona física que realiza actividades empresariales y efectuaste pagos provisionales mensuales de ISR por un total de $12,000 durante el año fiscal. Sin embargo, al presentar tu declaración anual, te das cuenta de que, después de aplicar tus deducciones personales, tu impuesto anual real es de $7,000. Esto significa que has pagado en exceso. En este escenario, tienes derecho a solicitar un impuesto a favor de $5,000 como reembolso.

Ejemplo 3: Correcciones Fiscales Imagina que tienes una empresa y, al calcular tus impuestos a pagar para el mes de marzo, determinas que debes $7,000 en ISR. Sin embargo, un mes después, te das cuenta de que un cliente nunca pagó su factura de marzo y, en realidad, el ISR que tenías que pagar era de $5,800. Para corregir esta situación, presentas una declaración complementaria por correcciones fiscales, y tu nuevo impuesto a pagar se reduce a $5,800. El saldo a favor resultante es de $1,200 por la diferencia que pagaste y lo que realmente tenías que pagar.


¿Cómo recupero mi impuesto a favor en el SAT?

Recuperación de Saldo a Favor: Paso a Paso

  1. Accede al Portal del SAT: Lo primero que debes hacer es ingresar al Portal del SAT. Una vez dentro, dirígete a la sección de declaraciones. Donde encontrarás la opción de "Presenta tus Pagos Provisionales o Definitivos". Utiliza tu RFC y contraseña para ingresar.

  2. Configura la Declaración: Configura la declaración proporcionando la información necesaria, como el ejercicio fiscal (año), el período correspondiente (mes), la periodicidad de tu declaración (mensual, bimestral, etc.), y el tipo de declaración que corresponda. Esto incluirá elegir si es una declaración normal o complementaria, dependiendo de tu situación. A continuación, elige el impuesto que deseas declarar. Puedes optar por el ISR (Impuesto Sobre la Renta) o el IVA (Impuesto al Valor Agregado), según corresponda a tu caso.

  3. Ingresa los Datos: Completa la declaración proporcionando todos los detalles necesarios. Esto incluye ingresar tus ingresos, deducciones, y cualquier monto que hayas pagado con anterioridad. O en el caso de IVA, debes ingresar el IVA acreditable.

  4. Verifica tu Saldo a Favor: El sistema del SAT automáticamente detectará si tienes un saldo a favor. Si es así, te dará la opción de elegir cómo deseas utilizarlo: como reembolso o para compensar futuros pagos. Si optas por recibir un reembolso, deberás proporcionar los datos de tu cuenta bancaria para que el SAT realice la transferencia correspondiente. Ten en cuenta que este proceso puede llevar tiempo y, a veces, se pueden presentar obstáculos. En muchos casos, elegir la opción de compensación es más sencilla y rápida.

  5. Envía la Declaración: Una vez que hayas revisado y confirmado los datos, simplemente envía la declaración al SAT para su procesamiento.


En resumen, el impuesto a favor del ejercicio puede ser una excelente noticia para contribuyentes que han pagado más impuestos de los que realmente debían. Aprovechar este saldo a favor puede marcar una diferencia significativa en tus finanzas y negocios. Sin embargo, el proceso de recuperación puede ser complejo y, a veces, frustrante. Por eso, te recomendamos que busques el apoyo de un profesional contable que te guíe en este proceso.

En Grupo Altea, estamos comprometidos a ayudarte a aprovechar al máximo los beneficios fiscales y a aligerar la carga tributaria. Si deseas recuperar tu saldo a favor, apelar ante el SAT un saldo a favor, o simplemente llevar un mejor control de tus impuestos, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de expertos está listo para brindarte asesoramiento y orientación personalizados. Juntos, podemos asegurarnos de que aproveches todas las ventajas fiscales a tu disposición.



¡Contacta un profesional contable ahora mismo!





4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page