top of page

Ahorra dinero con tus deducciones personales en tu declaración anual con esta guía: ¡Sácale provecho a tus gastos!


Contribuyente usando inteligentemente sus deducciones personales para pagar menos ISR anual
Deducciones Personales para Declaración Anual


Ahorra dinero con tus deducciones personales en tu declaración anual: ¡Sácale provecho a tus gastos!


¡Bienvenidos a nuestro blog sobre deducciones fiscales! Nos emociona la idea de ayudarte a recuperar dinero y reducir tu carga fiscal. Después de más de 30 años como contadores, hemos notado la falta de información para los contribuyentes. Por eso, en esta guía detallada, te explicaremos cómo diferenciar entre las deducciones personales y las autorizadas. Aprenderás cómo consultar tus deducciones personales, cómo añadirlas a tu declaración anual, cuáles son y cuáles son sus topes. Nuestro objetivo es que aproveches al máximo todas las oportunidades para maximizar tus ahorros fiscales. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo hacerlo!



¿Deducciones autorizadas y personales?


Las deducciones autorizadas son gastos específicos que la ley fiscal permite restar de tus ingresos para calcular cuánto impuesto debes pagar. Estos gastos están establecidos y autorizados directamente por la ley fiscal y puedes usarlos a lo largo del año fiscal, en el mes que se producen.

Estas deducciones suelen estar vinculadas a la actividad económica del contribuyente, como gastos operativos, inversiones, entre otros. Sin embargo, es importante destacar que los asalariados o asimilados generalmente no tienen la posibilidad de aprovechar estas deducciones.


Por otro lado, las deducciones personales son gastos que puedes restar de tus ingresos solo al presentar tu declaración anual. Estos gastos son más personales y pueden incluir cosas como gastos médicos, educativos, donativos, entre otros. Son una forma de obtener un beneficio adicional al final del año fiscal. Estas deducciones están disponibles para todas las personas físicas a diferencia de las autorizadas.


En resumen, las deducciones autorizadas son gastos permitidos durante el año fiscal, mientras que las deducciones personales son gastos personales que solo pueden restarse al presentar la declaración anual. Las primeras están directamente relacionadas con tus actividades económicas, mientras que las segundas son más personales y pueden ser utilizadas para reducir tu carga tributaria al final del año.



¿Cómo consultar mis deducciones personales?


Para consultar tus deducciones personales, es esencial que cuentes con comprobantes fiscales. Al generar cualquier gasto, asegúrate de facturarlo con tu RFC y las claves correspondientes. Estos gastos facturados se reflejarán en tu declaración anual, donde el SAT los precargará. En Grupo Altea, proporcionamos un seguimiento mensual de tus deducciones personales para garantizar su correcta facturación y correcta inclusión en la declaración anual por parte del SAT. Esto nos permite estimar tu impuesto anual a pagar o a favor, según los gastos que hayas registrado, en el momento del año que lo necesites.



¿Cómo meter mis deducciones personales a mi declaración anual?


Nuevamente si has facturado correctamente tus gastos, el SAT ya habrá incluido automáticamente tus deducciones personales a tu declaración anual. No obstante, es común que se produzcan errores y algunas deducciones no sean consideradas. En este caso, la declaración anual proporciona una sección para capturar estos importes adicionales a deducir. Es fundamental contar con la documentación que respalde estos gastos, ya que las deducciones suelen resultar en saldos a favor. Si no puedes comprobarlos, el SAT no reembolsará el dinero.



¿Que deducciones se pueden aplicar y cuales son sus topes?


  • Para la salud, podrías deducir honorarios médicos y gastos hospitalarios.

  • Para educación, las colegiaturas en instituciones privadas tienen topes anuales según el nivel educativo: preescolar ($14,200 pesos), primaria ($12,900 pesos), secundaria ($19,900 pesos), profesional técnico ($17,100 pesos) y bachillerato ($24,500 pesos).

  • Otros gastos deducibles incluyen funerales, intereses de créditos hipotecarios y donativos a instituciones autorizadas.

  • El total de estas deducciones no puede superar cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA's) anuales o el 15% de tus ingresos, lo que sea menor.



En conclusión, aprovechar al máximo tus deducciones personales en tu declaración anual es fundamental para reducir tu carga fiscal o incluso obtener un saldo a favor. En Grupo Altea entendemos la importancia de este proceso y nos especializamos en maximizar tus ahorros fiscales. Nos encargamos de presentar tu declaración anual aprovechando todas tus deducciones y estímulos, buscando siempre que obtengas el máximo beneficio.

No dejes pasar esta oportunidad y asegúrate de sacarle provecho a tus gastos con nuestras soluciones integrales de asesoría fiscal.


¡Contáctanos hoy mismo y descubre cómo podemos ayudarte a optimizar tus finanzas!





244 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page